Mermelada de mango sin azúcar

Soy muy partidaria de usar los productos de temporada y de proximidad, en este caso los mangos son una de mis frutas favoritas, tan carnosos, con tantas propiedades y con el juego que dan para recetas no puede faltar una buena mermelada natural casera.

Hace ya varios años publiqué otra receta de mango, pero como los gustos cambian he decidido hacer una más acorde a los gustos y preferencias actuales. 

Para endulzar usé un poquito de miel de tomillo, producida en Coín, que junto a los mangos de la axarquía malagueña han hecho una mermelada suave, con sabor a fruta, nada empalagosa y bastante ligera. Lo que viene siendo auténtico Sabor a Málaga.

Si te gusta más dulce puedes poner más miel o sirope de agave o ponerle azúcar, aunque te la recomiendo tal cual está, hay que ir reduciendo el consumo de azúcar y acostumbrar al paladar a lo natural.

Entre las propiedades que tiene destacan que es rico en calcio, potasio, fósforo, vitamina A, vitaminas del grupo B..tiene pocas calorías, reduce los niveles de azúcar en sangre..una maravilla lo mires por dónde lo mires.

Al no llevar azúcar le puse agar-agar para que espesara un poquito.

Para desayunar es una gozada, poder tomar tu tostada con tu poquito de mermelada casera y así empezar el día con otro color.

Feliz semana y disfruta la receta.






INGREDIENTES (para 12 tarritos como en las fotos)

-3 mangos grandes (2,2 kg enteros y 1,5 kg limpios)

-5 g de zumo de limón

-25 g de miel de tomillo

-230 g de agua

-2 cucharaditas rasas de agar-agar

PREPARACIÓN

1-Para comenzar, ponga en el vaso de su thermomix o batidora potente en el mango limpio (sin piel ni hueso) junto al zumo de limón y triture 1 min/vel. 5-10 y a continuación añada la miel, el agua y el agar-agar mezclando bien durante 30 seg/vel. 4.

2-Si va a continuar preparando en thermomix programe 25 min/100º/vel. 2-3 y si lo hace de forma tradicional, disponga los ingredientes en una olla, caliente a fuego fuerte y remueva durante unos 20-25 minutos hasta que vea que tenga cuerpo, que esté más espesita.

3-Una vez finalizado el tiempo disponga los tarros esterilizados y vaya rellenando hasta acabar con toda la mermelada. Ponga las tapas y una vez fríos guarde en el frigorífico.

4-Disfrute en sus desayunos o para cualquier postre.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios