martes, 14 de junio de 2011

El bocado más solidario




Cuando el pasado 16 de mayo el joven Gonzalo León propuso a través de Twitter la creación de 'un campero al estilo Dani García' nadie podía imaginar las dimensiones que acabaría adquiriendo la sugerencia, que anoche tuvo su culminación en un evento celebrado en Lamoraga de Antonio Martín y para el que el prestigioso chef marbellí preparó más de 4.000 camperos. De esta forma, el acontecimiento fue todo un éxito que congregó, junto a la playa de La Malagueta, a más de quinientas personas que, desde las ocho y media de la tarde, pudieron probar las tres modalidades de camperos: de rabo de toro, con rúcula, queso havarti y mayonesa en su jugo; de pollo a la moruna, con lechuga y puré de ras el hanout; y un tercero de cerdo ibérico con alioli de pera, mermelada de tomate y cebolla crujiente. 
El precio de cada bocadillo, al igual que el de cada bebida, era de 1'20 euros, dinero íntegramente destinado a Bancosol, un banco de alimentos que se encarga de distribuir comida de manera gratuita entre los más desfavorecidos. Sin duda, los asistentes acudieron expectantes a probar la última creación del poseedor de dos estrellas Michelin, y Dani García no defraudó. Tanto es así que incluso aseguró que incorporará algunas de estas recetas a la carta del restaurante, y que de cada campero que se venda en Lamoraga desde el día de hoy, diez céntimos se destinarán a Bancosol. 
Asimismo, ante los allí reunidos García, micrófono en mano y visiblemente satisfecho por la acogida de la iniciativa, agradeció a los malagueños la manera en la que se han volcado con esta iniciativa: «Málaga y las redes sociales han demostrado su implicación y apoyo a la causa. Sin ellos no lo hubiéramos logrado». Por su parte, el presidente del Banco de Alimentos de Málaga y de la Federación de Bancos de Alimentos de Andalucía, Javier Peña, quiso mandar un abrazo al cocinero «de parte de toda Málaga», pues según él, «este tipo de iniciativas mantienen a los malagueños alegres». Además, destacó que «una pequeña contribución como ésta puede estimular a otras personas a hacer cosas parecidas», y adelantó que ya está preparando con Dani García y todo su equipo una cena «a la medida de Málaga y de los tiempos en los que estamos», aunque no pudo concretar el lugar ni la fecha exacta de celebración, que tendrá lugar al final del verano.
Para terminar, García agradeció el apoyo de las entidades patrocinadoras y las firmas que han colaborado en esta iniciativa, y destacó el hecho de que algo que empezó como un juego en las redes sociales acabara convirtiéndose en un acto benéfico. «Si el campero está bueno o malo es secundario hoy, lo importante es el ingrediente de la solidaridad», concluyó el chef.
Publicar un comentario